Search
Jueves 19 Abril 2018
  • :
  • :

Semana Santa no es depresión

Friedrich Nietzsche ese filosofo que mato a Dios decía que “la esperanza es el peor de los males , porque prolonga el dolor del hombre” y la maldad y el dolor son cuestiones inherentes al ser humano; Charles Darwin mencionaba que “solo los fuertes sobreviven y los débiles mueren ”, ni que decir de la ley del talión “ojo por ojo…” todo ello predominaba y aun impera en la cotidianidad social de nuestros tiempos, por eso el mensaje de Jesucristo es anti sistema, anti corriente, anti gregario y apartado del secularismo de competencia y que apuesta por un socialismo a ultranza pero por breve da licencia a un capitalismo social y de sensibilidad humana interpretado hoy por las fuerzas instrumentales de este sistema como responsabilidad social.

Estos días de semana habría que interpretar al Dios hecho hombre, al hijo del rey que nació en un establo, al hijo de Dios que fue sacrificado, maltratado y podado por los humanos que vieron en él a un simple charlatán socialista y por momentos subversivo del “establishment”.

Los padres políticos del nazareno no entendieron desde la niñez la situación del prospecto, tanto así que se “preocupan” por su hijo cuando al llevarlo a la gran ciudad este se va al templo a hacer mayéutica con los sacerdotes del pueblo perdiéndose según la versión del padrastro José y la madre María tres días , y cuando lo ubican simplemente el niño les dice “yo estoy en los negocios de mi padre” imagino el semblante de José y María, solo los que son padrastros entenderán ese decir y esa respuesta hiriente de quien consideran un hijo, pero sepase bien que Emanuel no era su primogénito.

Luego el futuro Rabí desaparece 18 años de la descripción de los evangelios desde los 12 a los 30 años , justamente en la época de la adolescencia y la juventud, etapas claves de la vida donde se germinan las ideologías y las posturas filosóficas del mundo, no hay versión oficial y científicamente aceptable solo se pre supone que fue instruido por escuelas filosóficas neoplatónicas, Epicureistas e incluso del ascetismo pitagórico y ni que decir también de la visión materialista y panteísta de los Charvakas , Jesús sale del escenario histórico en la adolescencia y juventud, es por eso que la mayoría de cristianos se pierde justamente en esas etapas, olvidan su formación y adoctrinamiento de la niñez en estas dos etapas y salen a guiarse por dionisos y otros dioses del placer, los adolescentes y jóvenes en su gran mayoría prefieren lo banal y lo mundano, la religión y el mensaje de Jesucristo entra bien en la niñez, en la adultez y la vejez es efectivo ; basta ver estos días de semana santa los templos católicos e iglesias cristianas de diversas confesiones hay abundantes niños, bastantes adultos y ancianos, pocos adolescentes y casi nada de juventudes; es que estos están en semana “tranca” y no santa.

Sin embargo cuando ya de 30 años el Galileo inicia su gran proyecto, hace su primer milagro “convertir el agua en vino” en una boda local, eso significa que cristianismo es fiesta no depresión, es alegría y no tristeza, es aceptar la cruda realidad si pero entender también que la vida es para no solamente tomar el agua incoloro, sinsaboro que nos ofrece; sino beber el vino de la felicidad, el vino de la vida y del portento existir.




Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *