Egoísmos cerreños

No hay tierra más parca, osca, e individualista que el Cerro de Pasco, si la apatía tendría bandera su nombre seria Cerreños, si la parquedad haría herencias su cobijo seria Cerro de Pasco, si el egoísmo tendría nación quizás esta tierra seria su mejor territorio, de razón los viejos humanistas Cerreños ( escasos que habían) decían que esta era la tierra donde mejor se despliega la frase “cada uno baila con su propio pañuelo”, “tierra de jueces”, “tierra de críticos destructivos” no hay unidad social , nunca lo hubo y si has de caer que no sea en el Cerro de Pasco ya que aquí te hacen masa de tu tribulación y zapatean en tu infortunio.

Cuando Rudy Callupe enfrento a la empresa arrebatándole algunos terrenos y esta lo sometió con procesos penales, las demás autoridades, dirigentes y otros ¿lo defendieron?, ¿alzaron voces de protesta?, ¿encumbraron ese accionar? ¡Pues no!, lo lapidaron, se rieron, y celebraron su desdicha de ceder y retroceder.

Ahora que Lucho Colqui y concejo de regidores enfrenta una posible vacancia producto de una ingenuidad de gestión pública local, ¿acaso salen a defender al alcalde que obra y pone de la suya para que el carro de la gestión municipal camine? ¡Pues no!, al contrario lo apedrean, lo abofetean de cinismos literarios y lo arrinconan a la latencia emocional de la depresión municipal.

Cuando Teódulo Quispe informo que la obra más importante de inicios de este siglo se iba a la quiebra y paralizaba a pesar de su mensaje esperanzador de irse a una administración directa, ¿salieron apoyar al gobernador?, ¿se movilizaron las fuerzas vivas para respaldar la actitud?, ¿hubo ecos que repetían respeto a la dignidad social cerro pasqueña?, ¡pues no!, lo tildaron de incapaz, lo apabullaron con fanfarrias zootómicas , retumbaron los alientos del pesimismo, ganaron los pututus de la indolencia y la resignación.

Ahora que Zumel Trujillo lleva sus “metaloides” al mismo corazón de la administración central de gobierno, ahora que transporta nuestros problemas de siglos al corazón del aparato estatal de gobierno, ahora que inserta nuestro contrariedad ambiental e intenta ponerla a los ojos del Estado indolente, ¿los demás líderes de diferentes banderas políticas se suman?, ¿obtiene beatificación a su actitud de lucha?, ¿olas de Cerreños acuden a la causa? ¡Pues no!, solo se escuchan voces arrogantes, que truenan ira, que escupen envidia, egoísmo y recelo.

Que jodidos somos los Cerro pasqueños, así como en nuestras fiestas patronales no hay unidad y cada mayordomo baila con su orquesta y prepara su propia chicha y chupa su cerveza comprada con el dinero de su arrogancia; cada político, cada líder, cada pueblo lucha por lo suyo y no por de los otros, ¡unidos! ¿cuánto haríamos?, ¿que no lograríamos?, ¿qué sería la tierra del Cerro de Pasco?, pero vaya que no somos unidos ni hermanados, por eso estamos postergados, arrinconados, jodidos, por eso vienen otros y rentabilizan, lucran y encima se van si dejar nada a la tierra fría, indolente, lugar donde vive el diablo como dice el maestro Zenón Aíra.

¿Vendrán épocas mejores?, ¿la nueva juventud renovaran los tiempos malos, corruptos y mediocres en la cual vivimos los Cerro pasqueños?

Deja un comentario