Search
Jueves 16 Agosto 2018
  • :
  • :

El Peruano

Luego de la anestesia social vivida por el mundial de fútbol los peruanos vuelven a vivir su mediocre engaño a sentir su burbuja de fingimiento su filantropía con la ilusión; el peruano cierra los ojos ante lo evidente apaga la luz a la pulcritud y desdeña el color de su bandera, prefiere creer que el “Perú es mas grande que sus problemas” esa frase positivista del gran historiador Basadre;  optimismo iluso, los problemas son mas grandes que los peruanos porque no hay solución a lo germinado por la herencia genética social de los hábitos malsanos aprobados por la tradición , nuestros males y su raíz son de siglos y el latrocinio hasta normal moral aceptable se ha hecho, ¿Por qué soñar entonces con un nuevo Perú?,¿Por qué insistir en esa beatificación social que pretendemos cada vez que un audio o vídeo aparece mostrando lo deshonesto que somos?  Allí es espectacular la pose del moralista, es éxtasis notar a los clérigos de la ética mover las campanas de la alerta axiologica que al final solo dará campanadas al viento y los oídos de la gente solo los pondrá en alerta un breve tiempo hasta que después la amnesia hará su rol   de perdonar y olvidar y volveremos a encontrarnos con esa rutina de la cual somos esclavos aceptar que todos somos corruptos y  que “tire la primera piedra aquel que no lo es” .

Luego de la anestesia social vivida por el mundial de fútbol los peruanos vuelven a vivir su mediocre engaño a sentir su burbuja de fingimiento su filantropía con la ilusión; el peruano cierra los ojos ante lo evidente apaga la luz a la pulcritud y desdeña el color de su bandera, prefiere creer que el “peru es mas grande que sus problemas” esa frase positivista del gran historiador Basadre;  optimismo iluso, los problemas son mas grandes que los peruanos porque no hay solución a lo germinado por la herencia genética social de los hábitos malsanos aprobados por la tradición , nuestros males y su raíz son de siglos y el latrocinio hasta normal moral aceptable se ha hecho, ¿Por qué soñar entonces con un nuevo Perú?,¿Por qué insistir en esa beatificación social que pretendemos cada vez que un audio o vídeo aparece mostrando lo deshonesto que somos?  Allí es espectacular la pose del moralista, es éxtasis notar a los clérigos de la ética mover las campanas de la alerta axiologica que al final solo dará campanadas al viento y los oídos de la gente solo los pondrá en alerta un breve tiempo hasta que después la amnesia hará su rol   de perdonar y olvidar y volveremos a encontrarnos con esa rutina de la cual somos esclavos aceptar que todos somos corruptos y  que “tire la primera piedra aquel que no lo es” .

Escribía el filosofo que “lo que es es y lo que no es no es” esta redundancia es certera para el caso que amerita nuestra columna de opinión de hoy,  el peruano es nacido así y vive así porque es lo que es, sisero, caco, embustero, vividor, falso,  agresivo, todo un inmoral decente,  todo un cachafaz correcto,  todo un hipócrita encubierto.

Un acomodado a las circunstancias  , un adaptado social que busca solo sobrevivir sin pretensiones de existir que por eso no anhela trascender solo “vivir la vida” y nada mas.




Deja una respuesta:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.