Lo real es racional y lo racional es real

El más malcarado de todos los filósofos sostenía esta doctrina filosófica amparándose en su materialismo estadístico que coincidía con Pitágoras en los números pero no en la trascendencia del cuerpo, me refiero a Hegel.

Hoy siempre buscamos tener la razón, y demostrar con la conciencia lo que sostenemos con las ideas, si lo real es racional entonces las leyes de la lógica son la que determina nuestra existencia y nuestro porvenir.

Pero el ser humano es un misántropo cognitivo, se ahoga en su unilateralidad y se pierde en el mar de la irracionalidad, por eso que el voluntarismo de Schopenhauer se impone en él, todo es posible, si se puede, vamos que podemos, esas falacias de autoayuda que inunda nuestra audición es en el fondo pantanos de perdición que nos llevan a asfixiarnos a pesar de la lucidez.

El ser humano es un convicto de la lógica pero se acuesta con la sinrazón, es un convencido de la racionalidad pero tiene como amantes a la irracionalidad, decide por intuición y no por razonamiento, el dicho “piensa y luego actúa” solo es retorico en la mayoría, porque para ellos hay más placer y hedonismo en “actuar y después pensar” por eso siempre parafrasea “después del gusto el disgusto”.

Después de la ilustración y el progreso de la ciencia formal y factual se proyectaba una sociedad y era de la razón, pero vaya, el ser humano no puede con su misantropía ideológica, se fomentó el racismo, se acentuó el machismo, y la discriminación supero todas las vallas de la permisividad ética progresista, lo sensato no gano en las relaciones sociales, solo triunfo en la economía y la industria, quizá el judío Marx siempre tuvo la razón en eso del capital “todo es dinero “ repetía el viejo y nadie le creyó, hoy hasta lo razonable se derrumba bajo el imperio pragmático del dinero, de la riqueza y del abolengo.

Entonces el falso positivismo gana en los medios, las masas no razonan, actúan y después se lamentan de lo actuado, los medios de comunicación masivos embrutecen a la masa humana que se han convertido en zombies que divagan sin ser ni tener conciencia de su existencia.

Dicen que los poderosos generan y utilizan a los científicos utilitaristas para crear caos desde el orden, para generar irracionalidades e imbuir a la mayoría social a ser seres determinados, y pre destinados a continuar ser esa partícula que se cree que es lo máximo cuando es una pizca y pergeñada viscosidad de carne y energía.

El racionalismo no genera felicidad sino realidad, la razón pinta el cuadro pesimista y la sinrazón dibuja optimismo, lo razonable es detestado por ser realista y lo irracional es aplaudida, imitada, discurseada porque genera fantasía, ilusión y vago hedonismo, si se trata de que se vive poco y se sufre mucho, el ser humano común decidirá siempre ser feliz, tener placer y recordar con nostalgia su hacer.

Deja un comentario