“Que viva cerro de Pasco, esa tierra tan querida”

Ciudad de frio, ciudad de sol, ciudad de metales, ciudad de nevada, ciudad de encanto, ciudad de agnósticos, ciudad de religión, ciudad de anti mineros, ciudad de pro mineros, ciudad de todo y para todos,  Tierra de mineros, tierra de nómadas, tierra de todos y de nadie, tierra de titanes, tierra de lacayos, tierra de súbditos y tierra de supers,super grandes mentiras, de machos, de titanes, de traslados; sus grandes verdades, Carrión, capital minera, muquis, emporios ; sus frustraciones, traiciones  sociales, apatía social, pragmatismo utilitario de altura; sus alegrías, los Ídolos del Pueblo, el Trio Esperanza, Los Amantes , Los Bohemios Jaraneros, Son del Centro, Delirio, Ocho reyes, Hanamanta , Wanyu, Sonido Nuevo, Melodía Andina, Cóndores de Pasco y como no los Astros de América.

Sus letras, de Luis Pajuelo Frías y su Oro y cenizas, de José Alejos López y sus poemas, de Alejandro Padilla Mayuntupa y sus aventuras de lamparita , de David Salazar y sus destinos inciertos, de Hugo Apestegui y sus “somos hijos cercanos a Dios”, de Víctor Alania Osorio y sus “puchkandos”, de Zenón Aíra Díaz y sus “fantasmandinos”, de Elizabeth Lino y sus “te cuento”, de Víctor Maldonado y sus “puntos g” de Giancarlo Morales y sus “ Fiat lux”, de sus Historias, de Daniel de la Torre Tapia y sus columnas, de Cesar Pérez Arauco y sus “cuentos y leyendas”, de Marino Pacheco Jaujino que tomo agua de patarcocha y se convirtió Cerreño.

De sus carnavales, de sus Vulcanos, de sus Amauta, de sus etc. Y de las vanguardias institucionales culturales de este nuevo siglo los Cobrizo Minero, Taki Danza, Los Japiri, Los Raymis (…) niñez y juventud nueva constructora de nuestra identidad cultural de la tierra del frio.

De su teatro, de Luis Tolentino y sus “Cobrizos Mineros” de los  Clider y Elvis Marchand Laureano uno en la Tropaugarteatro y el otro en instituciones educativas diversas,  de Luis Horna y sus “Jakaillu”, de Helder Andrade y sus “Andes mágicos”, y ahora con la nueva hornada del teatro Tablas Mojadas de Juan López Alvarado y Sheyla Flores Cervantes

De su música, de Morfe Mauricio y su “Himno a Pasco”, de Walter Ramos Celis y sus esfuerzos de juntar a la mejor banda de músicos y de guerra del 85 al 89 de la gran IEE “DAC” para los 75 años.

De su Danza; Los Capullos, y nuestra gran Chunguinada Cerreña que en la fiesta de las cruces de mayo se van y se vienen con el devenir reflejando e impulsando nuestra identidad.

Uno desprecia a la tierra por frio, la nevada y la presión atmosférica sin embargo cuando tiene la oportunidad de irse, renuncia a largarse y opta quedarse y cuando le dicen ¿porque?, no sería igual, estaría diferente, sería uno más en otras tierras, aquí eres algo, eres alguien, te consideran, hablan de ti mal o bien pero hablan y eso es lo que importa en el Cerro de Pasco.

Aun así como reza el huayno “sus hijos lo alaban por muy lejos que se vayan” y de hecho estos días de fiesta pasqueña y más aun Cerreña, todos diremos, gritaremos y pronunciaremos “que viva Cerro de Pasco, esta tierra tan querida”.

FOTOGRAFÍA: JOSÉ PEÑA GALLO (Elección de La Mis Pasco)

Deja un comentario