Search
Miércoles 12 Diciembre 2018
  • :
  • :

Agustín Lozano: el perfil del dirigente que reemplazará a Edwin Oviedo

Postuló a la presidencia de la FPF, pero una tacha lo llevó a asociarse con Edwin Oviedo, a quien ya conocía de Juan Aurich. Él es Agustín Lozano, el interino mandamás de la Federación.

“Tranquilo, nada cambia”, dice, mientras los periodistas le acercan los micrófonos por la ventana del copiloto. El Congreso de la República aprobó en una primera votación la modificación Ley de Fortalecimiento de la FPF, que plantea que Edwin Oviedo permanezca en el cargo de presidente hasta el año 2020, y en la Federación están preocupados. Agustín Lozano, en cambio, no.

La FIFA ya lanzó la advertencia: si el cambio se aprueba en segunda instancia, el fútbol peruano corre el riesgo de ser suspendido de torneos oficiales. El vicepresidente de la FPF, sin embargo, no considera que haya peligro alguno. “Todo sigue igual. Para adelante”, responde desde el auto. No sonríe, pero tampoco se muestra ansioso. Tarda 18 segundos en contestar y se va. No tiene ninguna intención de respaldar a Oviedo.

Cuatro años atrás fue sido distinto. Luego de que su candidatura a la presidencia de la FPF fuera tachada por un conflicto de intereses (ya era alcalde de Chongoyape), y solo quedara Freddy Ames como opción, el entonces dirigente de Juan Aurich se comunicó con Edwin Oviedo, cabeza del ‘Ciclón’, para que encabezara la lista. Así, ambos se presentaron juntos: el primero como vicepresidente y el segundo como presidente.

“Acá estoy con Edwin Oviedo a la cabeza, con Alberto Tejada y Raúl Rojas del Sport Huancayo. Esta sí es una lista de consenso”, declaró el 15 diciembre de 2014 –tres días antes de las elecciones– a Radio Ovación. Un año después, cuando al mandamás se le acusó de malos manejos, ‘Tin’ confirmó su buena relación: “Oviedo tiene nuestro respaldo, no será inhabilitado”.

Lozano no era nuevo: ya tenía experiencia en el fútbol. Llevaba cerca de 15 años como presidente de la Liga Departamental de Lambayeque, estuvo ligado a Juan Aurich de Chongoyape, y, además, entre 2007 y 2009 fue dirigente  de Manuel Burga. Su nombre, sin embargo, no solo se ligó al deporte, sino también a otros temas. Para bien y para mal.

Para bien, por ejemplo, con lo relacionado a sus dos mandatos en Chongoyape, donde nació y estudió primaria y secundaria. Durante esos periodos (de 2010 a 2014, y de 2014 a diciembre de este año) se caracterizó por apostar por la educación e inaugurar más de una escuela.

Para mal, una denuncia en 2016 por presunto lavado de activos, precisamente también en su papel como político. Actualmente, tiene una investigación por presunta colusión en manos de la Fiscalía Anticorrupción de Lambayeque.




Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.