Asi no más

Asi no más

La actitud conformista se apodera nuevamente de nuestro mundo casual y periódico, la frase de que “hacer las cosas mejor” ha sido reemplazada por la frase “así no más” lo he escuchado más a menudo, se ha perdido a la rigurosidad, está naufragando la exigencia, la calidad, hoy se muestra superficialmente a la eficacia y la vanagloria barata está triunfando en casi todos los sectores de administración sean estos públicos o privados.
Hacer las cosas de manera simple y común, está caracterizando al ser humano, esa acción de hacer las cosas diferente y especial está siendo reemplazada por el “así no más”, “como salga”, “a la de Dios”, “ya déjalo”, “así siempre se hace”.
¿Cuándo perdimos ese entusiasmo de ser los gérmenes de la innovación?, ¿cuándo dejamos de ser los creativos y posesionarios de la excelencia?, ¿en qué momento se jodio nuestra auto exigencia en hacer las cosas bien?, ¿cuándo le imitamos a la copia barata?, ¿en qué instante preferimos el trabajo fácil?, ¿desde cuándo empezaste a hacerse de las comisiones de trabajo simplistas, gangas y cómodas?, ¿nos ganó acaso la comodidad del buen sueldo?, ¿elegimos ya hasta nuestra muerte la estabilidad que no permite será modificadores?, ¿ el nombramiento laboral nos enfrió, dejo de generar estímulos sensoriales capaces de hacernos reaccionar a los peligros? , ¿ o simplemente nos contagiamos del virus de la resignación, de la enfermedad de la actitud repetitiva y rutinaria del aburrimiento?, ¿ o acaso los problemas de la casa, de la familia, de la enamorada (o) nos han socavado, nos han sofocado?
Reacción carajo, tú no eres así, tu eres mejor, ¿dónde esta joven mental que existía en ti, donde no había barreras por franquear?, no había obstáculos que superar, no había no, sino siempre tu respuesta era “aun así demore lo voy a lograr”, o “ si quiero puedo”, esos mensajes los dejaste oír, resuena los tambores del peligro de los retos grandes, asume la conducción de llevar a tus hijos a algo mejor, renueva esa adrenalina del nuevo proyecto y deja de hacer las cosas de manera aburrida, chotea a la comodidad, enfrenta al frio con la manta de la calentura de las metas altas, atrévete a salir en la nevada que exige caminar con botas ceñidas de energía renovadora así seas adulto o viejo, y si eres joven súper mejor.
Tu dirás no puedo estoy enfermo pues muérete trabajando y sacándole la mierda a tu marcado destino, tu dirás no puedo tengo líos familiares que me limitan pues acepta tu realidad y que se pudran en sus decisiones y tu asume una nueva senda, al final de los errores se aprende y la vida te la oportunidad de rectificarse, tú dirás me gusta lo estable, lo cómodo, estoy bien, así, pues podrías estar mejor de lo que eres, podrías ser más superior de lo que ya alcanzaste.
Al final si te vas algún día despídete con lo mejor que puedas brindarle a tu sociedad, pero mientras vivas, mientras existas, mándalo al carajo al pesimismo, mándale “al diablo” a tus metas cómodas, a tus retos escuetos, hoy es esa oportunidad, renuévate, exígete, supérate.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Chatea WhatsApp