Search
Miércoles 12 Diciembre 2018
  • :
  • :

Somos hijos lejanos a Dios

Vamos a cumplir la engañosa cifra de 74 años, ese formalismo que cualquier ignorante de nuestra historia creería, que recién somos, una sociedad infante, una sociedad chiquilla, y no es así, no somos una sociedad nueva, reciente, somos una sociedad vieja y achacosa, una sociedad egoísta y envidiosa, nacimos con el descubrimiento del mineral y moriremos con la desaparición de esta, cuando nacimos como sociedad  se hablaba de la tierra del frío y la altura, era el albor de la gran ciudad que emergía con retos y perspectivas grandes, éramos la ciudad con futuro pero que ¿somos? Una sucursal del silencio, una sede de la apatía, una hijuela de la involución.

Nuestra defenestración es forzosa, “somos hijos cercanos a Dios”, más bien somos los hijastros del creador porque aquí si hay algo de paraíso es un hotel y si hay algo de bendición es el trabajo que genera la minera y otros estamentos de gestión pública, “somos cóndores osados del sol” ¿osados? Nos dejamos atropellar, nos dejamos explotar, nos dejamos arrollar, ¿osados? ¿cuándo fuimos osados? ¿en el paro del 97?, ¿cuándo el pelotón marcho?, ¿cuándo matamos al prefecto?, ¿osados?, ¿audaces?, los cerreños servimos antes y quizás ahora para ser empleados, peones, pallaqueros, fuimos servidumbre y hasta ahora nos satisface solo ser eso, un “yo y su circunstancia”.

“defendemos el orbe minero con mulizas de paz y valor”, nuestras mulizas cantan sensacionalismos de amor barato, nuestras chimaychas hablan de cómo se agarra la cintura de una dama y como se ve el aceitunal del varón, pero casi nada o nula perorata del valor, ¡El Titán de los Andes es Pasco!, exclama pavoroso nuestro himno, ¿titán? El titán según la mitología griega es “poderoso”, aquí ¿somos poderosos?, ¿tumbamos gobiernos?, ¿nuestros hijos e hijas aspiran a ser ministro de Estado?, ¿aspiran a ser magistrados supremos?, el tipo de educación que se les da, ¿los motiva a ser directivos de alto nivel de gobierno?, ¿fuimos poderosos?, ¿lo somos?, fuimos débiles, somos débiles y en el futuro si seguimos así de mansos seguiremos siendo enclenques.

“Que se alcen las voces profundas, Firmes voces del gran socavón.” Lamento comunicarles que las voces del socavón ya no existen, el hoyo ya se cerró, ya murió, ni la voz del muqui se escucha, los dartes oxidándose, las minas cerradas, y los barrios mineros se quedaron en el silencio y como dice mi enamorada que vivió en esos arrabales “solo quedan evocaciones”.

Mañana (27 de noviembre) desfilarán los pasqueños y cerreños, se sentirán dice orgullosos de vivir en la ciudad del frio y del clima perjudicial , harán marchar a la fuerza a los niños y a los adolescentes, porque díganme ustedes, ¿alguien va por convicción a desfilar?, todos van porque hay una directiva que obliga, un memorándum que ordena y si van es porque no habrá clases, o no habrá trabajo en la oficina, por eso van, porque todos o casi todos veneran el sanchopanzismo , el beneficio, el interés, de un acto,  de una ceremonia y más aún un desfile.

Feliz aniversario, sin agua, sin hospital, sin limpieza, sin seguridad, sin presupuesto, sin grandes obras, sin laguna pulcra, sin minería activa, feliz jodido aniversario.




Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.